cambiar modo de visualización
Mis favoritos
jueves, 11 de mayo de 2023
Discurso del presidente delegado con ocasión de la XVI conferencia internacional de juezas, sobre el tema “las juezas: logros y desafíos” Marrakech, 11-14 de mayo de 2023

Honorables Señoras y señores,

 

Quizás hoy sea uno de los días más felices para los jueces marroquíes, quienes sienten una gran alegría y felicidad con la presencia de ustedes, distinguidas juezas del mundo, en el Reino de Marruecos, país de paz, y convivencia segura. En nombre de todas las juezas y jueces marroquíes, les doy la bienvenida a la hermosa ciudad de Marrakech y les deseo una grata estancia. Espero que la decimosexta conferencia de su asociación, en la cual se reúnen para discutir el tema de "Logros y desafíos de las juezas", sea coronada con éxito.

Honorables señoras y señores,

La celebración del decimosexta Conferencia de la Asociación Internacional de la juezas, bajo el Alto Patrocinio de Su Majestad el Rey Mohamed VI, que Dios le Asista, presidente del Consejo Superior del Poder Judicial del Reino de Marruecos y garante de la independencia de los jueces, es una demostración de Su Majestad el Rey del apoyo del Reino a las causas de la mujer y su continua participación en lograr la igualdad absoluta entre las mujeres y hombres en el órgano judicial, como en otros ámbitos de la vida en general. Además de la otorgación de todos los derechos de la mujer en la sociedad y la búsqueda de la paridad real entre la mujer y el hombre.

De hecho, nuestro orgullo por este Patrocinio Real a esta Conferencia, es un agradecimiento a Su Majestad el Rey por su apoyo y respaldo a las causas de la mujer, dada la fe de su Majestad e las capacidades y cualidades de las mujeres. Su Majestad el Rey señaló esto en Su Mensaje Real dirigido a los participantes en la Cumbre Internacional de la Iniciativa de las Mujeres en África, celebrada el 27 de septiembre de 2018, en Marrakech en la cual su Majestad manifestó que “ningún país, economía o sociedad podrá enfrentarse a los desafíos de hoy, ni garantizar un uso óptimo de sus recursos y energías, sin la plena participación de las mujeres”.

 

Honorables Señoras y señores,

La mujer marroquí ha podido escribir su nombre e imponer su presencia junto a la del hombre en el órgano judicial tempranamente, pocos años después de la independencia del Reino, puesto que las primeras juezas se incorporaron al órgano judicial a principios de los sesenta del siglo pasado, es un panorama muy poco visto en esa época en la región árabe.

 

Si bien los años 80 llegaron las primeras magistradas al Tribunal de Casación, el auge de las juezas en la escena judicial nacional comenzó en los mediados de los años noventa, puesto que se nombraron juezas en los puestos de responsabilidad en los tribunales. Las mujeres juezas ocuparon varios ámbitos judiciales y puesto de responsabilidad rápidamente, tales como presidentas de salas en el Tribunal de Casación, presidentas de tribunales de apelación, presentadas de tribunales o fiscales en el ministerio fiscal. El número de juezas actualmente es de 26 % del total del órgano judicial unificado, que incorpora tanto jueces como fiscales. En la actualidad 20 juezas se ocupan de la gestión de Tribunales de apelación y tribunales de primera instancia y las fiscalías ante dichos tribunales. Además, una magistrada es presidenta de una Sala en el Tribunal de Casación, y cinco magistradas se encargan de la presidencia de secciones en el mismo Tribunal.

Asimismo, las juezas marroquíes han podido, con competencia y eficiencia, cumplir con las obligaciones nacionales e internacionales que les fueron asignadas como miembros del Tribunal Constitucional o en los Consejos de gobierno y de las principales instituciones constitucionales y en misiones de gestión administrativa en la administración judicial. Así como en tribunales y comités internacionales de ámbitos de justicia y derechos humanos.

 

Honorables Señoras y señores,

Estamos convencidos de que los logros de la jueza marroquí en ocupar altos cargos judiciales están aún por debajo de lo que se merece dada su competencia y seriedad. Por ello, el Consejo Superior del Poder Judicial ha destinado uno de los puntos de su actual estrategia para incentivar a las juezas a opositar por puestos de responsabilidad judicial, y a postularse a puestos de toma de decisiones. Esto se debe, por una parte, a la fe del Consejo en la capacidad de las juezas marroquíes para hacerlo, y por otra parte, al cumplimiento de la Constitución marroquí, que estipula la igualdad entre mujeres y hombres y la búsqueda de la igualdad y la prohibición de la discriminación por motivos de género, por otro. Esta es la finalidad por la que el artículo 115 de la Constitución del Reino estipulo la discriminación positiva, ya que asegura la representación de mujeres juezas en el CSPJ en proporción a la presencia de mujeres en el órgano judicial. Esto hizo posible que tres juezas estuvieran presentes entre los diez jueces elegidos para ser miembros del Consejo. En este sentido, la acción 37 del Plan Estratégico del Consejo prevé buscar la paridad en la asignación en puestos de responsabilidad judicial, teniendo en cuenta la competencia y la igualdad de oportunidades. Por supuesto, la aspiración del Consejo en este sentido se enmarca en el pensamiento de Su Majestad el Rey, que Dios Le Asista, tal y como se recoge en el Discurso del Trono de 2022 sobre el logro de la paridad: “No se trata aquí de conceder privilegios gratuitos a la mujer, sino de darle todos sus derechos previstos por las distintas leyes. En el Marruecos de hoy, a la mujer no se le puede privar de sus derechos.”.

 

Claro está que es un periodo adecuado para lograr este objetivo, porque la Constitución actual ha proporcionado al Poder Judicial de un alto marco Constitucional, elevándolo al nivel de un tercer poder en el Estado, independiente del Parlamento y del Gobierno. Su Majestad el Rey garantiza la independencia del poder judicial, mientras que el CSPJ protege eficazmente esta independencia. Los jueces también cuentan con su propio estatuto, el cual les brinda todas las garantías para ejercer las funciones de dirimir las controversias con independencia, neutralidad e imparcialidad, libres de presiones e influencias de todo tipo. Los jueces marroquíes también cuentan con un Código de Ética Judicial que fortaleza su independencia e imparcialidad y preserva el honor y la dignidad de la judicatura. El Consejo, los tribunales y las organizaciones profesionales de jueces trabajan para la difusión del Código y sensibilización.

 

Si el Consejo, de conformidad con el artículo 103 de su Ley, vela por el respeto a los valores judiciales y la adhesión a los mismos, y difunde una cultura de integridad y ética de forma que potencie la independencia del poder judicial, pues el artículo 104 de su Ley obliga a todo juez que considere que su independencia está amenazada a elevar el asunto al Consejo mediante un informe. Esta medida viene a proteger la independencia de los jueces, que está garantizada por Su Majestad el Rey en virtud del artículo 107 de la Constitución, mientras que el Consejo vela por su aplicación de conformidad con las disposiciones del artículo 113 de la Constitución. Creemos que este marco constitucional brindará a las mujeres juezas plenas garantías para acceder a los diversos cargos judiciales y ejercer todas las jurisdicciones, al igual que sus colegas jueces. Les aseguraremos que el Consejo asume el enfoque de género con mucha firmeza y determinación.

 

Honorables juezas del mundo;

El CSPJ deposita muchas esperanzas en su reunión en esta conferencia y la considera una oportunidad para que varias juezas intercambien conocimientos y experiencias útiles y conozcan prácticas judiciales exitosas. También consideramos que logra el acercamiento y sirve de comunicación entre juezas de diferentes continentes, para dar más confianza a las juezas, especialmente en sistemas judiciales en los que las mujeres aún necesitan apoyo, para resaltar su competencia y demostrar sus capacidades.

También confío en que el encanto de Marrakech, su riqueza cultural, sus colores deslumbrantes, su aire fresco y la tolerancia de su gente los ayudará en el trabajo de la conferencia y profundizará el debate en sus temas y problemáticas de aplicación.

 

Les deseo mucho éxito. Wassalamou alaikoum warahmatoullahi wabarakatouh.

Dirección

Sección 16, Hay Riyad, CP 1789, Rabat

Teléfono
  • +212 537 73 95 40/41
  • +212 537 72 13 37
Correo electrónico de la Secretaría General del Consejo

sg@cspj.ma

Teléfono para reclamaciones
  • +212 537 56 52 77